Ocho apellidos vascos – Emilio Martínez-Lázaro (2014)


Ayer ví “la película más vista de la historia del cine español”…

Vale, cojonudo, de puta madre, ha superado a Torrente, a Lo imposible, Los otros… OK, eso no significa que deje de ser una mierda pinchada en un palo, así con todas las letras: UNA PUTÍSIMA MIERDA. Ya lo he dicho, y me he quedado a gusto.

Vayamos por partes, me dormí al cabo de una hora. Eso no quiere decir mucho, pero es que me iba aburriendo tanto que al final… ZZZZZZZ. La media hora restante no ayuda tampoco, la verdad. Y eso sin contar esa cosa que suena el final, en los títulos de crédito… Al que lo haya compuesto le habrán pagado y todo. Tela…

Intentemos retomar esto… A ver, el argumento es entre muy visto y muy muy muy visto. Chico encuentra chica, chica se va pa’ su pueblo, chico va detrás de ella, se encuentra con el padre de la chica, todos empiezan a hacer gilipolleces… hasta que la cosa se lía. Novedoso que no veas.

Dos, para hacerlo todo más gracioso, montan un enfrentamiento culturar en plan blanco y negro: andaluces contra vascuences (sí, vascuences, que así lo de los tópicos queda como más IN), graciosetes contra malaleches, pacíficos contra violentos, idiotas contra idiotas profundos… Si habéis visto Bienvenidos al norte (Bienvenue chez les Ch’tisDany Boo, 2008), o su remake italiano, Bienvenidos al sur (Benvenuti al Sud, Luca Miniero, 2010), sabréis de qué hablo. Si la francesa era mala (y la italiana peor), la española ni os cuento. Vamos, que la cosa se queda en un mezcladillo de El padre de la novia (Father of the Bride, Vincente Minelli, 1950) y una de estas últimas.

Eso sí, hay muchos chistes por en medio, de esos de vascos y andaluces que deben tener la gracia en algún sitio, pero yo soy incapaz de encontrarla, también hay muchos tópicos (también de vascos y andaluces), y mucha idiotez repartida por los 95 minutos que dura la película. Algo así como un capítulo de Aida (aquí también sale Carmen Machi) pero con menos, mucha menos, gracia y, por supuesto, sin Paco León.

Los actores: hagamos dos incisos. 1) Karra Elejalde, no entiendo que hace en esta película pero es lo único que merece la pena. 2) Dani Rovira, el chico por lo menos parece ponerle ganas. El resto no merecen ni que salga su nombre en el cartel, principalmente esa chica mona llamada Clara Lago… Pues eso, mona…

Del director sólo diré una cosa: ¿quién filmó Trece rosas (Emilio Martínez-Lázaro, 2007)?

En todo lo demás no pierdo ni un minuto más… Bueno sí, que tendréis Nueve apellidos catalanes en 2016… Tela…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s