Lo que el hielo atrapa, Bruno Nievas


Primera incursión del amigo Bruno Nievas en la novela histórica. En esta ocasión nos narra la expedición organizada por Ernest Shackleton con el fin de atravesar la Antártida, tras dos fracasos anteriores de conquistar el Polo Sur. A los largo del libro veremos las vicisitudes de estos viejos exploradores, con medios impensables hoy en día, por alcanzar nuevos hitos con los que lograr la gloria y el reconocimiento mundial.

Aunque hace años que no leo novela de aventuras (desde los tiempos de juventud que era un apasionado de Jules Verne), debo decir que el libro me lo hizo pasar pipa, me recordó mucho aquellas historias del autor francés y ha conseguido que las desventuras de los protagonistas las sufriera, casi, en carne viva. Ver a la Endurance atrapada en el hielo, sentir el hambre de sus tripulantes, apreciar sus momentos de debilidad… Su lectura ha sido un auténtico disfrute.

Muy buena recreación histórica y geográfica de unos hechos ocurridos al inicio del siglo XX que incluye algún personaje de ficción que, aunque queda bastante bien integrado en la historia, creo que no era del todo necesario por el protagonismo que se le da. Los personajes tienen un buen desarrollo a lo largo de la novela (con continuos saltos temporales) y todo queda perfectamente desarrollado y explicado a lo largo de la historia.

Para mi gusto, una sola pega: el abuso (por decirlo de alguna manera) de los continuos flash-backs me hizo perder el hilo en algún momento de la lectura. Bruno, para describirnos a los personajes, usa los saltos temporales de forma continua por lo que en ocasiones no conseguía tener muy claro a quién nos estaba describiendo o en qué tiempo nos encontrábamos. Creo que un agrupamiento de algunos de estos saltos hubiese conseguido un poco más de continuidad, aunque no considero que desmerezca en nada a la novela.

PD: La novela está disponible en papel y ebook. Respecto a este último, tengo que lanzar una queja a la editorial por la falta de cuidado de la misma en su lanzamiento. El libro (mobi de Amazon) contenía un incontable número de errores: nombres mal escritos, números de página intercalados en el texto, frases faltantes, textos cambiados de sitio… Un total de más de 200 modificaciones que tuve que hacerle al original para conseguir tener el texto limpio y reluciente. No entiendo muy bien la causa, salvo que en las editoriales se esté haciendo un trabajo chapucero de escaneo/maquetado, cuando la propia maqueta original para papel serviría de base para crear el ebook. Les remití un epub con las correcciones pero, a día de hoy, no sé si la versión a la venta fue modificada o no.

PD2: Por Internet hay varias páginas que narran dicha expedición, pero creo que lo más interesante son las fotografías de Frank Hurley: aquí.

Anuncios

TPB – La condesa sangrienta, de Alejandra Pizarnik



SINOPSIS:

«Sentada en su trono, la condesa mira torturar y oye gritar. Sus viejas y horribles sirvientas son figuras silenciosas que traen fuego, cuchillos, agujas, atizadores; que torturan muchachas, que luego las entierran. Como el atizador o los cuchillos, esas viejas son instrumentos de una posesión. Esta sombría ceremonia tiene una sola espectadora silenciosa.»
Acusada del asesinato de seiscientas cincuenta jóvenes, Erzsebét Bathory es una de las criminales más siniestras de la Historia. En su castillo de los Cárpatos, a finales de siglo XVII, la condesa se cierne sobre sus víctimas para desangrarlas y conservar su juventud. Su leyenda maldita y fascinante pervive en el tiempo.
La condesa sangrienta es una de las composiciones clave de Alejandra Pizarnik, sus páginas construyen un retrato perturbador del sadismo y la locura que las estampas del artista Santiago Caruso recrea con admirable maestría.

TPB – La condesa sangrienta – Alejandra Pizarnik(r1.0)

Libro corto, muy corto, pero de una prosa poética realmente exquisita. Basado en la existencia de Erzsebét Bathory, Pizarnik se introduce en sus miedos y nos muestra como los exterioriza en forma de tortura hacia las jóvenes a las que atrae. Vuelca sus temores más humanos: la decadéncia, la pérdida de la juventud y la belleza, de la forma más inhumana posible: el libertinaje y el castigo hacia sus congéneres.

Adornado con las ilustraciones de Santiago Caruso, obras que muestran buena parte de la crudeza que Alejandra nos describe en sus textos bajo una máscara de surrealismo y terror.